X CARVE FRESADORA DE SOBREMESA

LA MÁQUINA LLEGÓ A MI VIDA

Con la llegada de » La Máquina» todo cambió.
Ha sido un antes y un después.
Pasar de hacer los agujeros manualmente con una Dremel a hacerlos con automáticamente con la X-Carve…..no hay color.
Sólo son necesarios conocimientos de algún programa de diseño gráfico y un mundo de posibilidades se abre ante ti.

Ya me la compré con la idea de bordar madera, pero podía hacer cosas tan guays, que estuve un tiempo enredando sin centrarme en mi objetivo principal.

Podía cortar, tallar, agujerear, realizar formas infinitas. Todo lo que se pasara por mi cabeza lo podía hacer. 
Imaginación y conocimientos de Illustrator y podía llenar mi casa de objetos decorativos de madera.

Así que así me tiré unos meses.
Enredando con la madera y haciendo mil y un objetos.

Pero bueno, considero que esos meses fueron de aprendizaje.
No es que sea complicada, pero bueno, es una máquina que hay que conocer.

Ver qué brocas hay que usar para determinada tarea, que fallos puede haber, qué errores son los más comunes y aprender a tener paciencia con uno mismo, porque se cometen los mismos errores una y otra vez.

FLOR GRABADA EN MADERA
SOL GRABADO EN MADERA
SOL GRABADO EN MADERA SALÓN

Ahora, pasados unos meses, puedo decir que la he llegado a dominar bastante y mi negocio, sin ella, no podría existir.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email